AMBITO ECONOMICO DE LA VIDA DE CARLOS MONSIVAIS

Acostumbrados a sabe a Monsiváis por medio de su trayectoria como cronista y críticos de la cultura, es compartido que se pierda del vista ns valor y la excepcionalidad del su pensamiento con el objetivo de ~ político. Menos que difundida y estudiada tranquilo es la memoria de su determinando paso por la político mexicana. Alcanzan ello, me refiero a la praxis y la intervención de Monsiváis en casi todas ns esferas políticas del coordinación cronometrada que le tocó vivir: la transformación social y la pelear por la democracia, el conseguido y de ellos decisiones, la comunicación de masas y la prensa, la configuración después la izquierda (posturas, debates, resistencias y simpatía incluidos), la dificil por los libertades ciudadanas y la escenario electoral.

Estás mirando: Ambito economico de la vida de carlos monsivais

Carlos Monsiváis recorrió esos caminos usando, a a tiempo, la heterodoxia del conocimiento sin límite y a riguroso lista de comienzo éticos e intelectuales: reconocer la realidad laa y diverso vez, sabe objetivamente los lugar dónde se vive y ns quién se combinar al lado; están definidos los complejos entramados después la celebraría colectiva que ellos tienen llevado ns la existencia ese esa realidad hacía luego (contradicciones incluidas) entendernos qué la suma ese los es diferente y advertir así las posibilidades del futuro. Hoy, uno diez años de su muerte, es qué es más que pertinente la relectura ese esa mirada del mundo desplegada por los escritor dentro una infinita obra compuesto por además de cincuenta libros y miles después crónicas, críticas, artículos, conferencias, entrevistas y ensayos.

Sabemos que dentro de esa obra existencia (expresa o tangencialmente) ns prisma político, una toma ese postura, un marco de la foto referencial ese solía oveja político. Es demasiado sabido que Monsiváis hacía política. No tener embargo, en términos de debate público, tenemos reflexionado poco sobre las forma y las dimensiones, las situación y coyunturas, la politización colectiva, ns improntas y las influencia producidas vía la intenso participación después Monsiváis dentro los procesos políticos ocurridos dentro México entre mil novecientos cincuenta y 2010. Un lo largo ese su vida, los gran intelectual fue el hasta luego tenaz y terrenal impulsor después una aspiración aparentemente inasible: la necesario de construir una nuevo cultura política, por ahí donde los formas, ns costumbres, la doble moral, ns taras y ns atrocidades de la tradición política mexicano se convirtieron en determinantes ese la condicional autoritaria y la corrupción qué sistema, de la persecución de las idea críticas, de la desigualdad y la discriminación.

Aventuro laa hipótesis: durante casi sesenta la edad –por medio después la reflejar y la busca cultural permanentes, ese su incansable cantidad inconforme, del su crítica concienzuda y también insistente- , blanco Monsiváis fue construir una definición, un como modelo ideal, una letras de empezar o, sí se quiere, una utopía y hasta luego aún, la a teoría: una amplio noción política que para cantidad efectiva deberían ser, en primer lugar, ese izquierda, y luego: laica, democrática, radical (en ns sentido filosófico más amplio del término), liberal, local y global, social, igualitaria, comprometida alcanzar la legalidad y de ellos reformas cuando el espíritu después las leyes fue ~ vulnerado por ese intereses después poder; ajena siempre a cualquier embarazada autoritaria o imposición moral, fundada en la movilización pacífica ese masas como herramienta y -siempre- en la cultura como escenario.

2. Mirando a Monsi por las calle y a través de las esferas

A contrapelo de la imagen después intelectual público de naturaleza elitista, que vive encerrado en una esfera los lo separa de la barbarie, ese sólo interactúa alcanzan algunos después sus pares, y ese desde ahí busca influir alcanzar arrogancia (esquema ese resulta cómodo y servil a ~ el poder político), Monsiváis aparecer a la calles todos ese días y se funde en todos der sectores del pueblo. Así, por lo tanto es una mirada pequeñas posible dentro otros intelectuales y los a otro intelectuales cuesta entender: la asociación de la erudición multidimensional, la literatura, la poesía y la filosofía con los saberes, los batallas, ns celebraciones, los tristezas y der sentires del la gente común. De esta forma también construir una dar forma muy específica de desplegar ideas, lecturas, aspiraciones y preocupaciones. Concibe hacía su propósito la a matriz doble: la necesidad de saber y proteger la celebrar colectiva (que denominada cultura), y los apremio por transformar aquello los está en crisis: lo que oprime al pueblo, lo que eliminar injusto, lo los destruye los posibilidades ese la creatividad y la solidaridad sociales que observa en movimiento.

Aunque ironice cerca de sus la sombra y soberbias, Monsiváis alguna niega un las diversas elites culturales de su tiempo. Al contrario, sabe que lo ellos escuchan y los reconoce todavía en la discrepancia, las conoce y entra en ellas; charla e incide, semeja divertirse al hazlo y construye allí amistades sinceras. Ns diferencia después muchos, alguna requiere trabar complicidades en materia después intereses personales para de un pasaporte que le dé entrar a esas esferas. Ingresar y sale de ellas indemne, con la gratis que le dan la ética, los sentido persona y el después humor, la contra solemnidad. Dentro esos ámbitos cerrados, además hace político y empezar a colocadas “lo marginal en el centro”, convicción y concepto que –cual camino vital- va a estar presente en toda su obra. Portavoz después “causas perdidas”, Monsiváis rompe de esta forma los muros y los circuitos tradicionales del logro y sus monopolio (ya sea primeramente sólo dentro de el ámbito cultural) para postular que la política y el discute de ns ideas tienen que estar siempre abiertos, sí señor de cambiar el estado de las cosa se trata.

Lo hace son de niño, si camina de las calle de la suburbio Portales y cuando vuelve uno los barrios del centro Histórico que lo ellos vieron nacer. Dentro la adolescencia, todos los días toma el tranvía hacía ir a san Ildefonso. La otredad (comenzando por la suya propia) alguno le atormenta, hasta luego aún le apasiona y lo mueve. Según relata a él mismo en su famoso Autobiografía precoz (1966) y dentro de posteriores textos, a principios de los años 50, con apenas trece la edad de edad comienzo a militar y participar políticamente: ya dentro la oposición henriquista al incipiente autoritarismo priísta, ya dentro los movimientos anti el imperialismo estadounidense. Lee la obra después Upton Sinclair para la República y la batallas Civil español (¡No pasarán!), la literarias militante del John Steinbeck y Los diez me que conmovieron al mundo ese John Reed. Se une un la Juventud marxista en 1953. En aquel periodo su militancia crece y se expande cotidianamente: es perteneciente varias células y comité estudiantiles; redacta, imprime y reparte volantes, pega carteles y hacer pintas por las noches.

En 1957 conoce a josé Revueltas durante una reunión después universitarios comunistas. Es un cita que lo marca y forma: Revueltas, su heterodoxia y su “actitud límite” lo deslumbran; Revueltas, genio literario dentro permanente tensión con la obstinación revolucionaria, va a estar presente dentro Monsiváis a ~ siempre. Dentro 1958, ya entonces adjuntar por Sergio Pitol (cómplice, amigo, espejo eterno que estará a su lado siempre), se total a la huelga estudiantil contrario el levanta en las arancel del transporte. En 1959 se adhiere ns la solidaridad alcanzar el moverse ferrocarrilero, se honesto por la libertad después sus líder presos Demetrio Vallejo y Valentín Campa, y descubre ese para él “la políticamente oposicionista se él estaba en en obsesión, sentido vital, perspectiva única”. Los mismo la edad conoce ns Othón Salazar y al moverse magisterial, a ese que va a acompañar y oms crónica escribirá por varias muchas décadas en ns futuro.

Al iniciar der años sesenta Monsi tiene ya 21 años, es críticas de ese discursos militantes dentro uso y discrepa junto con Revueltas en vista de la rigidez y “el inmovilismo” los acusan dentro de la dirección del Partido Comunista. Dentro 1962, ns mismo Revueltas lo anima ns sumarse a una huelga del hambre (“en apoyado de diferente llevada a promontorio en Lecumberri por los presos políticos”) que combinan como corrección la academicociviles de smo Carlos. Dentro de la protesta participan los jóvenes Pitol, josé Emilio Pacheco, Eduardo Lizalde, Enrique González Rojo, Jaime Labastida y la pintora Leticia Tarragó, adelante otras y es diferente activistas. Leen dentro voz alta, cantan, se ríen del todo. La huelga alguna dura además de dos noches y tres días, pero significa hacia el chico Monsiváis uno importante resultado autobiográfico, dadaista la volantes generacional los se forja.

Desde ese ingresa un la licenciatura, y la UNAM se muda ns la urbe Universitaria (estudia paralelamente dentro Economía y dentro de Filosofía), Monsiváis emprende una travesía que lo inclina un dedicar hasta luego tiempo un la literatura. De supuesto, ns activismo proseguirá presente, en sus día y sus noches. Denominaciones un positivo opositor uno la política represiva del gobierno después López Mateos. Se impropia por ns asesinato ese líder granjero Rubén Jaramillo y en 1963 lidera proyectos hacía denunciarlo, ahora mediante la escritura y producción después un pequeño de película documental. Vendría el asalto guerrillero al Cuartel después Madera en 1965. Ante el cúmulo autoritario, la ausente de perspectivas ese cambio, el desgaste que la constante derrota libertaria producido y el sinfín ese atropellos uno las garantía consignadas dentro la estructura a manos ese gobierno del su privado país, Monsiváis se ve vía primera tiempo abrumado.

Entre mil novecientos sesenta y seis y mil novecientos sesenta y siete consigue una beca y viaja ns un curso universitario en Boston. Vive dentro de Estados Unidos meses que lo estremecen (a él y a occidente entero). Participa en las movilizaciones contra la batalla en Vietnam, advierte la existencia ese claves moderno que influyen dentro las formas de ser en libertad. Le llama la atención la vida autosuficientes de los jóvenes y conoce a Norman Mailer. Se sumerge dentro de la musical soul, conoce de primera vez aquello se llama contracultura; constata que la diversidad dentro todos los zona vitales posibilita ns opciones: concluye que la pluralidad social y la sociedad heterogénea tienen que estar dentro el mapa que conductor a la transformación del mundo dentro de el los ha vivido. Año después diría dentro una entrevista televisiva, uno manera de síntesis, que en aquellos vivencias encontró a sentido además preciso para la político necesaria: “en el desarrollo de la la empresa civil, dentro la modernización cultural y dentro de los movimientos ese los 60” estaban las señales para luchar por una la empresa antiautoritaria. Principios globales y regionales los estarían presentes dentro las estupendo mareas después 1968…

3. “Habían creado entre apellido mismos ese espacio público dónde la gratis puede aparecer”…

Con esta asamblea de Hannah Arendt, Monsiváis comienzo una ese las crónicas acerca el movimiento estudiantil y generalizado de 1968, ese se incluyen en su factbook Días después guardar, publicado dentro de 1970. El escritor participa dentro de los hechos después aquel la edad en todas las dar forma posibles. Forma parte del las movilizaciones y ese los debates. Convocado una vez más por Revueltas, coordina junto a manuel Felguérez y despues de ansan Rulfo la cita de Intelectuales y artista de apoyado al moverse Estudiantil. Ocupó ya un espacio importante en la escenario cultural, citadina y nacional, dio publicado doble libros, y de ellos textos aparecen regularmente dentro de el suplemento “La Cultura en México”, gerente por Fernando Benítez, dentro de la diario Siempre!

Días después guardar denominaciones una sitio de construcción medular y un masivamente puente entre ns trauma social producido por la matanza en la Plaza ese las Tres cultura y la probabilidad de alguna naufragar. Fiestas La noche Tlatelolco después Elena Poniatowska y qué libros más, escritos vía testigos y protagonistas del 68, resulta seminal en la reivindicación del las razón del movimiento: documentado y síntesis de la batalla contrario la impunidad del los culpables ese la masacre después Tlatelolco, levadura después la memoria que permite ns ensanchamiento del los valores y comienzos que los marea sembraría dentro de la percibido subalterna de la la empresa mexicana, dentro de sus regalo movimientos social y dentro la gesta de la democrático que vendría. Monsiváis hace entonces una aportación uno la construcción de la a praxis los abreva ese lo aprendido dentro la acción política y engendra nuevas formas que permanecerán y florecerán en la antesala de la conversión nacional: dame y ganar los debates, convencer mayorías, sumar voluntades y hacer de la movilización ciudadana pacífica la vía sede para agarra la calle y ese espacios institucionales; para hacer del nación un espacio público.

Los años 70 y la primeramente mitad del los ochenta del siglo xx son, para la izquierda, un paisaje de estrés y dificultades dentro el los se recibir movimientos como en un carter minado. Al interpuesto lo definen ns pasmo producido por ns balas, la oportunidad armada adoptado por múltiples grupos ese activistas, la cooptación por los régimen ns la vuelta de la esquina, la clandestinidad, la represión rampante y la prisión política como arriesgado que se cierne ante quien discrepe o haga política más allá ese los límites que los mutante nacionalismo revolución tardío permite. Son los la edad de la guerra sucia y un nuevo encumbramiento de la corrupción, aun también los del surgimiento ese crecientes cauces y resistencias que dan vida uno una lejos disidencia democrática: ns feminismo (Marta Lamas ha registro el importantísimo papel ese Monsiváis qué promotor, apoyo y difusor de la causa), la defensa de ese derechos humanos, las primeras salida a la carreteras de ese colectivos ese la daisa sexual (de der que Monsi denominaciones solidario invariablemente en ~ la crónica, la intercesión políticamente y la defender tenaz); el nuevo sindicalismo autosuficiencia y ns viejas luchas obreras, magisteriales y bluestos que se empecinan dentro de resistir, el contender a la censura dentro la prensa por medio de la fundación del nuevos medios.

Monsiváis releva a Fernando Benítez desde mil novecientos setenta y dos al frente después suplemento “La Cultura dentro México”. Esta representa la maduración del una apuesta official por el periodismo los imbrica, a través de la crítica, lo cultural alcanzar lo político, lo nacional alcanzan lo internacional; los voces tradicionales de la cultura con una lúcida y nueva generacion intelectual ese se situado a la izquierda y los abre, no tener duda, espacios del reflexión ese nunca habían existido. Monsiváis es incluso un decidido impulsor después la creación un contracorriente de qué es más medios, convencido ese que un nuevo periodismo (concepto que recoge año atrás después la prensa nosotros comprometida, ese periodismo los ve hasta luego allá del conseguido y sus tradiciones hacia proponerse indagar dentro de los sentires después tradicionales y nuevas conferencia oprimidas) estaría fundamental para la transformación democracia y la gratis cultural dentro de México. En esas página escriben durante quince año plumas críticos fundamentales (veteranos ese 68, viejo académicos, intelectuales emergentes). En 1976 acompaña ns Julio Scherer dentro la creación del la diario Proceso. En 1977 apoya los surgimiento de periódico Unomásuno, en mil novecientos setenta y nueve es cofundador después la diario Nexos y en 1984 de La Jornada.

Entre 1977 y mil novecientos setenta y ocho mantiene alcanzar Octavio paz un sonado debate. Pacífico arremete contra las izquierdas muy famoso en méxico (más mesuradamente, también lo hace contra la derecha) y acusa los todas ellas mantienen un talante autoritario, acrítico frente a la deriva del la URSS, el bloque socialista y la oportunidad revolucionaria. Monsiváis responde desde Proceso reconociendo a pacífico su grande valor intelectual y literario, aun desarmando los arrebato: postula después la existencia de una izquierda diferente y dentro de formación, dentro la ese (sintetizaría momento después), además de esto de la lado izquierdo partidista es “el sector de los lectores, del los partidarios después la democrática representativa, de los que se entusiasman y se decepcionan después la Revolución cuba y ns sandinismo, del los interesados dentro de las libertades personales, ese las feministas, ese los ecologistas, del las minorías legítimas”. Estos, concluye, “también ellos eran izquierda y leen provechosamente a Paz”. De ese debate (que terminaría a la postre en seguro tregua), diría dentro 1999: “Paz eliminar exacto dentro de su diagnóstico: ‘La revitalizado intelectual de la izquierda sólo estaría posible correcto pone entre paréntesis muchas del sus fórmulas y oye alcanzar humildad lo que dice realmente México, lo que dicen nuestra sala de espera y nuestro presente. Entonces recobrará la imaginación política’. No tener duda, aun el PRI, los presidencialismo y la tengo que eran y son invencibles dentro de materia después sordera institucional y ‘lo que afirma realmente México’ alguna les atañe”.

4. Agarra las plazas, disputar la modernidad

Al iniciar der años ochenta del centrar XX, méxico pasará de la ilusión después la abundancia y la abrió profesadas por ns régimen (ilusiones dentro las que Monsiváis jamás cree), un la crisis terminal de modelo posrevolucionario ese había deseado la imposible ecuación del la corrupción autoritaria y una opinión viable del Estado de bienestar. El escritor y activista ve, sin embargo, alcanzan optimismo crítica la legalización ese los partidos de izquierda (es específico entusiasta ese proceso que encabeza Arnoldo Martínez Verdugo y la formación del Partido sociólogo Unificado de México). Uno la par, fantasy ya la unidad del esos partidos, ese movimientos sociedad y los disidencias culturales. Es próxima la crisis económica y se avizoran ns primeras imposiciones después neoliberalismo económico ante un desolador escenario ese empobrecimiento, más y además corrupción, desempleo, asfixia cultural, desesperanza, desarrollo urbano disfuncional y laa rampante marginación generalizado de los pocas oportunidades después movilidad social que todavía se sostienen.

El terremoto de 1985 en la urbe de México denominaciones un nuevo y trágico parteaguas que, un su vez, precipitaría der procesos finales después viejo modo y abriría la puerta de la transición democrática imaginada. La solidaridad ciudadana dentro de las nombre de la carretera para salvar a der heridos del los escombros y más tarde reconstruir la ciudad; la inmovilidad criminal ese gobierno y la confirmación de la esclerosis de corrompido sistema, dan pie un que en la ciudad de mexicana se construya desde abajo un nuevo paradigma del la gobernanza: se acabó la Regencia, nosotros gobernaremos a nosotros mismos; méxico debe oveja un nación democrático, alguno hay qué es más futuro. Monsiváis da vida a la narrativa del ochenta y cinco y observa que maduran tantos, tanto movimientos y también identidades dentro de gestación y se dan, dentro de las avenidas del la dolorosa emergencia, confluencias antes de impensables: der chavos banda, der inquilinos no tener casa, las clase medias, los desempleados y ese estudiantes.

En mil novecientos ochenta y seis y 1987 surge el primer movimiento de resistencia al embate primigenio ese la política conciso neoliberal contrario los pilares sociales de México posrevolucionario: el comete Estudiantil Universitario que se moviliza y debate alcanzan lucidez ante el intento de restringir el carácter público después la commmratly Nacional. Der estudiantes ganan, y Monsiváis der acompaña (y asesora) en los diálogos públicos, ese escucha y reseña, apellido da visibilidad y también interactúa alcanzar sus formas ese ver los mundo. En torno a las luchas venideras ese CEU surgirían uno par de generaciones después activistas ese ven en Monsiváis uno uno después sus principales aliados (a lo que eso corresponde, a cambio de ese aquellos acepten su duro y cotidiana crítica). Un Monsiváis y a ese ceuístas se ella vería juntos unos años después en los barrios marginales ese la urbe de mexicana acompañando a ese chavos banda dentro de la creación del tarifa Juvenil Metropolitano, la lucha contra las razzias policiacas y la prohibición después rock callejero. Se les continuará viendo juntos, dentro de múltiples lides más, asciende el final ese los días después escritor.

Monsiváis reúne der relatos del esos cruciales momentos ese la urbe y ese país en su libro de datos Entrada libre. Crónicas después la la empresa que se organiza. Allí quedan registradas los asambleas ciudadanas tras los terremoto, la movilización nativo triunfante en Juchitán, la persistencia del la disidencia magisterial, ns surgimiento ese movimiento urbano popular en el distrito Federal, y de supuesto el CEU (entre etc escenas del la sociedad cortés en erupción). Del todo ellos, Monsi dice dentro de Entrada Libre “estas tendencias después masas se alimentan de derrumbe de las certezas que ellos tienen sostenido la jerarquización brutal, con sus represiones y su perpetuación ritual después poder”. Cuestiona que ns neoliberalismo disfrace debajo el discurso del la “modernización” su constan precarizadora después las mayorías y enriquecedora después las minorías. Luego discute y sentencia:

“¿cómo oveja modernos y hacía qué? ns la pregunta, ese movimientos suelen responder alcanzar su práctica: hacía darle al desarrollo proporciones igualitarias, para alguna concentrar en unos cuánto las claves ese conocimiento, hacia armonizar ns contradicciones entre cultura laica y religiosidad popular, todos tolerancia y odio uno la heterodoxia, todos el corazón a las tradiciones y la imposibilidad después retenerlas”.

Ver más: Cuando Cae Un Rayo Y Escuchamos Un Trueno Al Cabo De 7 Segundos ¿A Que Distancia Esta La Tormenta

Entre 1987 y 1988 Monsiváis ve alcanzar simpatía la coalición entre la actual Democrática ese rompe alcanzan el PRI y la izquierda electoral; su pertinente es un factor para que lotes movimientos sociales se sumen al frente. Es, naturalmente, a promotor de Cárdenas, y encabeza la denuncia después fraude que lleva a charlie Salinas del Gortari un la Presidencia. En 1989, participa dentro la fundación ese Partido después la Revolución democracia (partido que le valdrá tela enojos y a cuyas corrientes volvería blanco cierto de sus dardos llenos del escarnio y sarcasmo).

En los año del salinato, Monsi afila su disección después los estragos del neoliberalismo y de 1994, sigue alcanzan vivo interés los surgimiento ese EZLN. Es cauteloso dentro de un comienzo y comparte -él hasta luego que nadie- ns sentimiento del precaución y distancia frente ns la opción armada de ese indígenas chiapanecos. La distancia se estrecha dentro poco tiempo gracias, justamente, ns la filosa virtud después la escucha con la ese Monsiváis era quizás de interpretar una aparición tan estremecedora en el escenario sociopolítico mexicano. Lo precisa en una entrevista que le haría junto alcanzar Hermann Belinghausen al Subcomandante Marcos, publicada en La Jornada dentro de enero ese 2001:

“La Primera declaración de la Selva Lacandona me pareció delirante, en la segundo Declaración, de la declaración de guerra se yo existí al diálogo alcanzan la sociedad, casi sin previamente aviso. Y creo los a dejar de los texto y del las ajustes que lo acompañaban, los cese del fuego, vía ejemplo, el zapatismo se se ha convertido en la a argumentación política, moral y económica, aun sustentada en lo los ha impedido la posibilidad después arrasamiento militar: su calidad después representantes efectivos (más que simbolizan, representan) del la enorme empobrecido y la enorme miseria. Esa marginación cobra del pronto comprender y decide argumentativa, y se en la actualidad a exponer tu razones. Esto ha ser importantísimo”.

Esto tendría como consecuencia ns hallazgo de una causa qué es más en la los Monsiváis participa utilizando todos su armory intelectual, cultural y político: va un la selva una y es diferente vez, promueve los diálogo a ~ la tranquilo y no descansa. Alguna le denominada fácil, pero lo hace: camina dentro de el lodo después las cañadas, lo hace peligrosos viajes de docenas de horas, convive con activistas después todo signo movidos de la convocatoria después los gente nativa enmascarados. Defiende y asesora a los zapatistas; desentraña, analiza y critica -por supuesto- su discurso; redacta y festival desplegados, discute alcanzar los jóvenes ceuístas los papel de la sociedad civil en la coyuntura; acude uno todo debate convocado por los EZLN acompañado en varias oportunidades por artículo Saramago, Elena Poniatowska, Adolfo Gilly o Eduardo Galeano, todos muchos otros intelectuales. En dos mil uno se suma a la “Marcha después color después la tierra” y viaja alcanzar los zapatistas son de Chiapas trepar el Zócalo. Como relata nombre de niño Hernández Navarro, dentro los mítines zapatistas del sendero la lote ovaciona a Monsiváis. Éste atestigua y hace la crónica ese la llegada del la comandancia zapatista y ns discurso de Marcos ante un Zócalo que se desborda en lágrimas y emoción. Desconfía, alcanzar razón, después todo triunfalismo, y después ~ la traición dedicado por la clase política y los gobierno que boicotean la inclusión plena dentro la estructura de los acuerdos de san Andrés Larráinzar (la autonomía indígena dentro de los términos firmados tras varios años de negociaciones del paz), se une uno la frase y comparte la decepción.

Monsiváis afirmaba en todos der foros su identidad política. Dentro 1997, meses anterior que Cuauhtémoc cornenas gane las escoger para la Jefatura del Gobierno del la urbe de México, dice dentro de entrevista hacia la televisión del la commmratly de la urbe de nuevo York:

“Desde luego, mi votación siempre denominada para la izquierda. Y creo ese la izquierda tiene un espacio importantísimo dentro la vida mexicana, tanto qué tradición qué perspectiva y programa. Desdichadamente, la izquierda en la actualidad no es la formación de hielo concebible. (En cambio), la tengo que sí; denominaciones la formación de hielo concebible: eliminar estúpida, arrogante, atrasada y represiva. Entonces eliminar la consta derecha concebible, porque reúne todos ese requisitos del modelo”.

A ese pocos meses, estaría un cerca de acompañante de la conquista después Gobierno del distrito Federal de la izquierda democrática, de esta manera como impulsor del las primeras política públicas que dentro de esa administran se construyen.

Al conseguir el año 2000 es escéptico ese Vicente fox y, a diferencia de algunos intelectuales progresistas ese reivindican los “voto útil” de el candidato derechista a ~ sacar por primera vez al PRI ese Gobierno, Monsiváis vota nuevamente por Cuauhtémoc Cárdenas. Celebra, no tener embargo, la llegada después la alternancia (sabe y reivindica que obtener una gana construida dentro de primer espacial por la lado izquierdo democrática). Y augura que el viejo partido ese Estado cuales podrá cohabitar en la democracia:

“Al PRI lo aturde o anega su historial. ¿Cómo sobrevivir a esta trayectoria después represiones, saqueos y catástrofes después la hasta luego pura incompetencia? ¿Cómo apoyo lo que ha perdurado dentro función de la desmemoria nacional? los PRI esquivó su pasado mientras su control era absoluto, y los voto alguno era instrumento vindicativo o, formación de hielo aún, instrumento después rectificación. Al irse evaporando el conseguido totalizador, se acaba los autoengaño y se ve al PRI no tener contemplaciones. Cuales se le cree objeto de cambio porque, por demasiadas razones, no se le considerado susceptible ese enmiendas democráticas”.

Los desatinos y traiciones foxistas sólo afirman en Monsiváis su convicción contrario conservadora. Son años en ese la política parece ser más elocuente dentro de los párrafos del Por mi madre, bohemios: la vieja calor en la que Monsi se ha burlado del la estulticia y la demagogia de los político y que, dentro lo ese parece ser un momento del democratización medios de comunicación (que alguna lo será al final), obtiene además materia prima ese nunca: del los dobleces y renuncias al cambio de Vicente Fox, del ascendente a la escena después una corrupta derecha confesional, del los viejos priístas desconcertados que buscar razones para existir, de una lado izquierdo enredada dentro de sus contradicciones y de todo género de actores que inventar el descompuesto foto de la transición que no camina (a todos nos toca).

De tiempo atrás, Monsiváis simpatiza con Andrés manual López Obrador, a quien ha seguido en ~ el “Éxodo de la democracia” de 1992 y dentro de quien valora la enorme capacidad de interlocución los tiene alcanzan la todo el mundo común. Un AMLO, Monsiváis lo apoya dentro las ideas, las decisiones y ese enfoques los asume qué Jefe ese Gobierno del la capital. Cuando Vicente Fox decidir impedir que ns tabasqueño pueda obtener a la boleta electoral de 2006, Monsiváis sabe que tendrá una respuesta de masas. Se asume entonces, alcanzan un brío inusitado, después nuevo como activista y militante. Toma el teléfono y hablar a todo mundo (cosa que dentro realidad alguno ha lado izquierdo de cometer por décadas): conspira, articula, amor iniciativas, propone usó (que escribe y corrige), le contar a otro activistas y un políticos ese todo signo. Convence, regaña, organizar sin parar. Y sale a la calle.

En su libro Apocalipstick (2009) lo hace la crónica de los albores, dentro el la edad 2005, después movimiento lopezobradorista, dentro de estos términos:

“continúa ns tradiciones ese la lado izquierdo y se aparta del ellas. Cuales inventa al vuelo los rencor social, no invoca las fórmulas ese estalinismo y los castrismo. Es, dentro de todo momento, una proteger de la legal que incluye ese derechos políticos, denominada el apoyo a un líder y es, centralmente, la proclamación después derecho de la compañía a existir, muy por encima de los partidos políticos (todos)”.

Monsi observar y reseña la gran movilización contrario el desafuero ese López Obrador:

“la tengo que y ese odiadores ese AMLO eligieron su destino: ellos viven pendientes ese lo que temen y desprecian… la Marcha alguno se detiene o no se encapsula dentro el apoyos al Peje, eliminar muy especial la opinión de autonomía el respeto a la política al uso, denominada la importar de sintético a una country tan reducir que allá nada hasta luego caben der latifundios ese diversa índole, der señoríos feudales, der supermillonarios, los odio de capas de der polarizadores, y casi nadie más. (…) La marcha es, encima todas las cosas, inteligente, (…), sostiene dentro todo momento (…) un código ético y político, en este caso el correcto a la líbero emisión ese voto y ns la democratización del las oportunidades, además el hartazgo desde el punto de vista de la marginalidad política”.

El nuevo fraude electoral, que conductor a Felipe Calderón un la presidencia, juega en Monsi a efecto diverso que va del la tristeza uno la indignación. Duda de la posibilidad del ver en vida ns triunfo democrático. El 16 de julio de 2006 toma la palabra desde el punto de vista de cientos del miles del personas indignadas en el Zócalo (frente ns Andrés Manuel, alcanzar Sergio Pitol, Elena Poniatowska y Fernando del Paso a ese lados) y -aclamado vía la multitud- arremete anti el gobierno (reseñan Mónica Mateos y Ericka Montaño en La Jornada): “la violencia ha partido ese la derecha. Una violencia ideológica ese mentiras, calumnias, difamaciones y fraudes hormiga. No abandonemos nuestros votos dentro la fosa compartido de la abdicar o la apatía. Voto por voto y casilla vía casilla”.

5. Hacia mayores señales

Dentro del la izquierda, Monsiváis práctica el papel de cierto conciencia crítica a partir de la convicción ese ve lo democrático y lo ético como condiciones transversales. Ahí donde advierte tendencias dogmáticas y verticales, las señala alcanzar tenacidad: la dirección del PCM que dentro los años cincuenta expulsa a eclécticos y discrepantes ese canon vertical; der regímenes del Europa del este; las forma que adquiere ns gobierno cubano respecto a los libertades política y las disidencias (sin dejar de condenar nunca el bloqueo estadounidense o reivindicar ns ideal libertario de la Revolución); el CGH ese la UNAM en la huelga después 1999-2000. Cuales pocas tiempo la ofensiva crítica se traduce dentro deslinde y más bóveda en desencanto o, dentro el menor después los casos, dentro prescripciones programáticas.

Es ~ incisivo y específico mordaz contra las vertientes que, dentro de de la misma izquierda, dejan el ascendente de la abyección, la demagogia, ns clientelismo y la simulación: los burocracias partidistas, los sectarismo, la incultura política, los gatopardismo, las cortesanías y los francas cesiones al régimen en nombre después la moderación acomodaticia que se disfraza de “izquierda moderna”, cosa que advierte dentro de el rumbo ese toma ns PRD dentro los años posteriores a la transición democrático (“dadme uno movimiento del masas y os devolveré un grupúsculo”, afirmaba para caracterizar un la corriente “Nueva Izquierda”, si ésta se hizo después la dirección de ese partido). A ~ Monsi, sin autocrítica y aprendizaje, sin laa cultura política fundada dentro de las conferencia históricas y sociales de las resistencias, dentro de lo que se entiende ese las muchas derrotas y de rumbo que pueden tomar los victorias, alguna hay izquierda viable. él​ le ganar recelos, pero también una profunda identificación con el sentir ese crecientes mayorías.

El pensar político después Monsiváis tiene, qué él mismo lo dice, laa raíz “socialista y marxista sentimental” (sin olvidar der influjos ese su equipo familiar protestante, o después su ambiente social católico tradicional) que, en el notado estricto, arranca a agarra forma a lo largo de las primero lides en las ese milita y tomando postura. Abreva, sin embargo, del un vasto abanico de referencias, autor y aprendizajes ese trascienden la escuadra tradicional de los militantes de izquierda después su generación. La primera fuente denominada infinita: la literarias mexicana y universal, la poesía, los cine, la sala de espera escrita vía unos y otros. La segunda, acá ya referida, es el conocimiento directo de los testimonios, la vida cotidiana, los formas del pensar, las ideologías, ns experiencias vividas por él​ y vía quienes le rodean: compañeros de lucha, comunidad académicas e intelectuales, campesinos, simpatía sociales, comunidades artísticas, alumno y activistas, amas de casa, obreros dentro huelga, personal y parroquianos de la destino nocturna, taxistas, gente que conocido en la calle.

Hay, cuales obstante, la a tercera fuente después pensamiento monsivaisiano: la filosofía política acompañada de la antropología y la sociología. Aun cuando reivindica su necesidad espectro y la urgencia permanente después su poner al trabaja (todos ese días), la dimensión teórica alguna es siempre explícita: aflora dentro los enfoques, todos líneas, y -las menos después las veces- dentro de las citas directas. Monsiváis trasiega, hasta luego allá de pensamiento marxista, en la obra ese Antonio Gramsci y Walter benjamín (lo los se refleja en sus concepciones encima la sociedad cortés y los papel de la cultura como escenario, la reivindicación del la antesala de los vencidos que subyace en la creatividad y los imaginario generalizado que desnuda ns incongruencias de sistema y determina las resistencias uno la antesala oficial). Interactúa con las ideas de Henri Lefebvre y el derecha a la ciudad como espacial púbico. Entiende los postulados ese José Revueltas encima la autogestión y der lleva al centrar de un dispositivo crítico que (sin poner de junto a la lucha después clases) da valor un la “sociedad ese se organiza” qué renovado motor después la historia.

Al concluir el siglo XX, dialoga con Marshall Berman: comparte la crítica a la idea dominante después la modernidad, postulando la existencia previa, la necesario recuperación y la permanente construcción de diverso modernidad fundado desde debajo y horizontalmente: de la causa y el art en libertad que hacen que todo el mundo lo aparentemente masivamente (ya cuales sólo ns capitalismo, también las forma y tradiciones culturales hegemónicas en Occidente) se puede hacer desvanecer dentro de el aire. Monsiváis demasiado lee al final de su determinación a Zygmunt Bauman y montaje (mucho antes de que Bauman estuviera dentro de boga o sal publicado dentro de español) su definiciones encima la acumulación de la poder y la expansión ese la pobreza dentro la era global. Con ambos autores (y, cuando menos en ese conceptos, también alcanzan Saskia Sassen) queda unido por los miradas sociológicas y antropológicas ese entienden lo político comienzo la cultura: ese las resistencias y las ideas, después lo humano en el territorio, de los eléctrico y der encuentros los las calle de la urbe y las comunidad producen, y que se convierten, al final, dentro de un factor transformador de la realidad.

6. Una declaración final

En 2010, extremadamente poco previamente morir y visiblemente agobiado vía la epidemia respiratoria los lo aqueja, Monsiváis ofrece a la televisión rusa la ese tal vez ~ ~ sido su última entrevista. El corresponsal Marcelo Sánchez le pregunta: ¿qué pasará alcanzar México en el futuro?

“No tengo idea. Vivimos un instantes excepcionalmente duro. (…) Una capas política sumergida dentro de los pantanos después protagonismo, del analfabetismo jurídico, de la corrupción. Y la a población tranquilo sin poderes organización suficientes. Hay resistencia, sí una se honesto que se intensifica todos der días dentro de muchas partes del país. Y sí represión. Pero, encima todo, lo que se ~ ~ viviendo por ahora (…) es que lo los pasó del de la convertir a la democracia, es la unificar de la impunidad. De la impunidad después los financieros, del los políticos, después los ecocidas. Es un instantes realmente triste. La esperanza está en que la resistencia civil, pacífica, lo logré unirse, se organice, porque lo ese descarto son de luego eliminar la violencia. La violencia revolucionaria de que tantos, tanto se habla ahora (…) como fetichismo, me semeja por un lado imposible y por otras profundamente indeseable”.

Ver más: Cancer Jarabe De Palo Pau Dones Dies At 53, Jarabe De Palo'S Pau Donés Has Died

Sánchez va hasta luego allá: “¿Como funcionaría una la empresa al estilo Monsiváis?”

“No! un mi clichés sería desorganizada, imprevisible y también incapaz del un esfuerzo sostenido importante. (…) aun yo creo dentro de Juárez causada supo, en su momento, creación los espacios ese libertad que se convirtió necesarios. Creo que ns juarismo alguna está hacía nada liquidado. La prueba denominaciones la ataque patética después la derecha, especialmente del Partido trama Nacional, por querer cayó las libertad al mínimo. Todos la criminalización del aborto, que venir en algo estados un pedir 50 años del cárcel hacía las mujeres que abortan. Esta homofobia patética anti los matrimonios lésbico-gay. Este rechazo del control de la natalidad. Esta ofensiva -a ser alturas- anti el condón. ~ ~ demonización ese la píldora del day siguiente, son, adelante otros ejemplos, la visión del que la crisis es tan profunda que denominada posible hacer retroceder al país trepar el siglos XIX. La peligro es extremadamente profunda, aun la destino laica y la secularización sí la fuerza adecuada como hacía que eso alguna suceda”.

Finalmente, ns corresponsal interroga uno Carlos para la comparación que hace después las nombre de la carretera de la vieja urbe de México con el “Aleph” (ese rincón escondo imaginado de Jorge nombre de niño Borges dentro el los todos der tiempos y ese hechos del aeroespacial se sintetizan). Monsiváis responde:

“Encontré al Aleph causada vuelvo a él, me concentro, me anego, me entrego a sus potencias, y creo ese ahí, dentro esa fuerza ese lo que por ahora se contar el imaginario, dentro esa fuerza después destino como (…) creación cultural, como encuentro después la tradicional y la modernidad, en aquel Aleph, está desde luego, lo que para mí tranquilo tiene sentido”.

…¿Será que ns país los imaginó Monsiváis está dentro de construcción? Las premio las tenemos todas y todos ¿O no?