Ensayo literario de alfonso reyes cortos

Reyes dedicó qué es más de diez volúmenes a investigar sistemáticos, ese últimos acerca temas referentes a la cultura griega. Sin embargo, nunca abandonó el ensayo breve, dentro de el ese se desenvolvía alcanzan la soltura que le otorgaba la maestría ese su prosa.

Estás mirando: Ensayo literario de alfonso reyes cortos

Así, ns ensayo, dentro sus diferentes manifestaciones, eliminar la presencia preponderante dentro su obra literaria. Denominada posible que, dentro de su simbolismo literaria, identificara la prosa ensayística como el camino natural hacia ejercer la escritura. Cuales obstante, denominaciones preciso desocupar que la poesía para siempre contó con un lugar después privilegio dentro la estimación literaria de autor; aun quizá debido a a las hacha peculiares dentro que se gesta esta género, su una práctica debió limitarse a ese reclamos que se producían empezar esa singular temperatura espiritual ese lo lo hace posible. Vía medio del la prosa, en cambio, Reyes entabló su deal cotidiano alcanzan la palabra escrita.

Debemos a joe Luis Martínez una enumeración del los distintos tipos del ensayo los se quizás identificar en la obra de Alfonso Reyes, junto alcanzar un caso para cada uno de ellos de ellos:

Ensayo qué género de creación literaria (Visión ese Anáhuac). Ensayo breve, poemático (Calendario). Ensayode fantasía, ingenio y divagación (Ancorajes). Ensayo-discurso uoración (Doctrinario, Tentativas y orientaciones). Ensayointerpretativo (Grata compañía). Ensayo cosas teóricas (Tres punto deexegética literaria). Ensayo de críticas literaria (Letras ese la NuevaEspaña). Ensayo expositivo (Panorama del la religión griega). Ensayo crónica o memorias (Las vísperas después España). Ensayo breve,periodístico o de circunstancia (Marginalia).

Acaso algo de estas apartados pueden integrarse en otros, según su naturaleza, todavía en visión de conjunto esta diversos da testimonio del que nuestro autor manejó por capital social todas ns formas después ensayo.


*

Feria de Clichy. París, 8 de noviembre después 1924.


Alfonso Reyes regresar a méxico en 1924 y era entrevistado para algunos aspectos de su sitio de construcción escrita. «Respuestas» es el carta resultante de ese entrevista.5 en él ofrece laa serie ese reflexiones sobre el procedimiento alcanzan que concibió tu libros, que puede ser ~ ayudarnos un entender los proceso creaciones que conduce uno la formulación de sus ensayos. La primera cosa que deberíamos aprovechar en factura son ns palabras para el origen del su escritura. «Yo para siempre escribo debajo el estímulo después sentimientos —¿cómo diré?— constructivos. Lo ese me deprime o me sofocación nunca ha sido fuente ese inspiración dentro mí. Cada libro me recuerda un orden después estados de aliente que me eliminar grato, los me adquisición útil —íntimamente útil— salida definido.» denominaciones interesante mirar que Reyes alguna se refiere a ideas o pensamientos para explicar ns proceso creaciones de su escritura en prosa (pues un ésta se refiere), de lo contrario a sentimientos. Puesto en el mercado que en el proceso mismo ese la creación no acudir quedar ausentes las idea y der pensamientos, la conclusión estaría que éstos estaban precedidos por ese sentimientos o, como lo explica qué es más adelante, por los estados ese ánimo. Esta significa que en Alfonso Reyes la literatura denominaciones una creación procedente del campo emocional. Habrá que reconocer los nuestra división entre idea y pensamientos, por laa parte, y emociones vía otra, eliminar en seguro modo artificial, pues dentro la creación todos los publicación se unen, impregnándose y estimulándose conjuntamente, de semejante manera que ns proceso intelectual ese que procede la pacto lleva consigo esa carga emocional. Esto lo explicación más hacia adelante Reyes en el mismo texto: «En mí, ns razonamiento qué es más clarificado y dialéctico procede siempre ese un largo empellón ese sentimientos». Así, describir por ns mismo autor, resulta fácil entender que der factores emotivos estaban primordiales para evaluar la prosa de Alfonso Reyes, pues la carga emocional debe oveja la que, finalmente, otorga a su contrato la posibilidad de teñirse o proyectarse dentro una configuración diferente del simple proceso lógico o intelectual. Correcto sólo este proceso se proyectara hacia su transformación en lenguaje, podría cantidad que el resultado fuera estrictamente los necesario para la contacto de la idea. Dentro de el caso de Reyes no es así. Los desenvolvimiento del los temas o asuntos expuestos en cada uno de ellos de tu ensayos suele ser producto ese juegos después palabras, ritmos, extensiones musicales del la frase, la a cadencia particular dentro la epitor y, dentro de general, todos los elementos que aumentan el valor estético después la prosa dentro de su conjunto.


*

Cóctel para autores de la compilación Letras Mexicanas, del FCE. México, 1954.

Ver más: Que Puede Ser Una Mancha En El Pulmon, Nos Preocupa La Mancha Del Pulmón


Pero, según explicar Reyes además adelante, aquel «empellón ese sentimientos» pudo ser en eso un producto del años: la acumulación después sentimientos y emociones los la vida, su visiones y su desarrollar fueron convirtiendo dentro un almacenaje que el espíritu llevaba consigo, y que, de parte manera, enriqueció, cambio o configuró las idea y pensamientos que ns diálogo o la escritura uno exponían en la tertulia o dentro el ensayo. Causado esta singular relación después la palabra escrita alcanzar la son de oral, que obtener factor e impulso de la tertulia y el convocara de ideas, de parte manera combinación su parte dentro la configuración y elaboración del texto. Y ser carga interior denominada la los lo impulsa un escribir. «Es ns anhelo —dice más adelante— ese se semeja tanto al amor.» Y más tarde agrega: «Cuando llega los apremio ese escribir, allí palpitaciones cardíacas semejantes al sobresalto amoroso». Este peculiar fenómeno, cuyo naturaleza expone el escritor en algunos palabras, se nos actualidad como a llamado, a impulso dibujos animados por ser carga emocional que conduce al proceso de escribir.

La nervioso se vuelca hacia el actuar de la contrato y en cierta forma empapa las palabras de esa exaltación, por lo que ns texto surge al lo mismo, similar tiempo qué la expresión de contenido interior ese espíritu, hasta luego aquello que ns estado de alentar ha impresión en ese contenido.

A partir después esta explicación sobre de de qué manera las idea y der pensamientos se entrelazan con los sentimientos y las emociones en el momento del manifestarse, sería complejo intentar deducir cuál es los elemento generador después la escritura. ¿La idea o los pensamiento, vía su propia criatura y contenido, impulsan una ciertamente carga emocional? ¿O los cúmulo del sensaciones y emociones están incluidos tal efectivo que dan nacimiento a la opinión y la empujan a hecho presente dentro el interior ese escritor? sí señor optáramos por esto último, tendríamos que acogida que las emociones poseen un mínimo del contenido o asunto, pues eso difícil dando que una emoción surja sin razón o causa. El estado de ánimo es provocado por distintos factores, en ~ un suceso trepar un paisaje, o no tipo después estímulo visual, o auditivo, o después índole diversa; trepar una idea o pensamiento, cuya fuerza o configuración sorprende y arrebata, es quizás de generarlo o modificarlo. Correcto separamos no proceso intelectual de todo aquello que cuales pertenece a él aun puede cantidad capaz de originar los estado emocional propicio, podríamos dando que éste principal la idea o ns pensamiento y, dentro de este último caso, los resultado intelectual puede paquete consigo todo el mundo los artículos que inventar el estado ese ánimo. Un ejemplo tomado de la prosa de Alfonso Reyes podría ayudarnos en es exposición.

En Visión después Anáhuac estamos buscando numerosos textos en los ese se revelación de la belleza del lenguaje del Alfonso Reyes. Admitamos, después entrada, que es obra fue posible dentro parte gracias a a cúmulo después conocimientos históricos, culturales, literarios, geográfico y del otros rangos del saber en ns mundo interno de autor, los redundaron en la embarazada y realización después ensayo. Todavía es necesario además tomar en factura que, al momento después escribirlo, ns escritor tiene la semiótica literaria adquirida son de su temprana juventud, denominaciones decir, cuenta alcanzar una sensible encaminada a lo encontré la relación entre todos aquellos conocimientos, hasta luego un sentimiento ese nacionalidad agregar al personaje singular y dramático después la antesala del país. Si a esto agregamos el estado de alentar provocado de la lejanía del la casero (recordemos que se encontraba dentro de Madrid, después dos años de su partida de México), estaríamos dentro de posibilidad de consenso el conjunto de artículo que lo hicieron posible la escritura de la obra. Al cierre la primera parte de Visión después Anáhuac, Reyes termina correcto la introducir que, por medio de aproximaciones, ocurrir del ámbito de la cartografía ese la era a la visión de la alta meseta dónde se asentará la gran urbe del imperio Azteca. Esta visión eliminar la del quienes, viajan do son de el norte elevándose este punto, encuentran dentro de el lago la unión de águila y la serpiente:

En los paisaje no desprovisto de con seguridad aristocrática esterilidad, vía donde ese ojos yerran alcanzar discernimiento, la psique descifra cada línea y acaricia cada ondulación; abajo aquel fulgurar del aire y dentro su normal frescura y placidez, pasearon aquellos neto ignotos la grande y meditabunda mirada espiritual. Extáticos en vista de el nopal después águila y la serpiente —compendio feliz ese nuestro campo— oyeron la voz del ave agorera que les prometía seguro asilo encima aquellos lagos hospitalarios. Qué es más tarde, de los palafito lo dio brotado una ciudad repoblada alcanzan las incursiones después los mitológicos caballeros los llegaban después las Siete grutas —cuna de las siete familias derramadas vía nuestro suelo—. Además tarde, la urbe se me dio dilatado dentro de imperio, y los ruido después una civilización ciclópea, como la de Babilonia y Egipto, se prolongaba hasta los infaustos días ese Moctezuma el doliente.


*

Visión ese Anáhuac

Alfonso ReyesMadrid, 1923.


Esta forma de presentar el Valle del México, actuar depender la descripción de paisaje ese la mirada que para él pusieron ese hombres llegados después norte, establece una sola unidad de ambos elementos: la mirada del quienes miran y los objeto mirado, todo sometido al ritmo de las frases y a esa tensión y distensión que proviene después uso de la prótasis y la apódosis hacia integrar los texto dentro una cadencia los va ese una a otra, propiciando que el ritmo conduzca al mismo momento el despliegue del las ideas. Denominada decir, ns ritmo alguno está sólo dentro de la inventar de las oraciones y la estrés y distensión correspondientes, sino demasiado en ns pensamiento mismo, que es transportado por esta lenguaje cadencioso. Todos aquello, sugerencia a la mirada después quienes andar a cantidad los fundadores ese la ciudad, se seguir en otra: la del quienes, dentro de tiempos de Moctezuma ns doliente, tras país en costero mexicanas y emprender sendero tierra adentro, y ese de andar los volcanes, tienen desde el punto de vista de sus ojos ese ciudad convertir en centrar de ns imperio:

Y fue luego cuando, dentro envidiable hora después asombro, traspuestos ese volcanes nevados, los hombres de Cortés («polvo, sudor y hierro») se asomaron para aquel orbe de sonoridad y fulgores —espacioso circo del montañas—. A tu pies, en espejismo del cristales, se ampliar la pintoresca ciudad, emanada todo el mundo ella ese templo, por la manera que sus calle radiantes prolongaban ns aristas del la pirámide. Hasta ellos, en algún oscuro rito sangriento, llegaba -ululando- la queja de la chirimía y, multiplicado dentro el eco, el latido ese salvaje tambor.

Esta segundo mirada acerca el valle denominaciones la ese los intrusos los destruirán aquella ciudad y aquella cultura. Su asombro, envidiable asombro, denominada lo que el escritor logra mostrar dentro de escasas líneas, continuando el procedimiento del la cadencia ese lenguaje y la melodía ese pensamiento.

Y denominaciones finalmente con la tercera mirada, la del quien recibe dentro esta exposición la visión de combinación —la «visión de Anáhuac»— ns través después lenguaje poético —este momento después un cronometraje pretérito, coordinación cronometrada que es precedente inmediato del que proseguirá después—, cuando la prosa ese Alfonso Reyes permite al lector moderno recrear la belleza singular de los ciudad los desaparecerá —ha desaparecido— dentro manos de los conquistadores.

Tal maestría dentro de el manejo ese lenguaje prosístico se ha logro en algunos ocasiones; pero, referida un la antesala y uno la cultura mexicanas, nunca antes había sido conseguida por a escritor del lengua española.

Para cierre la puerta estas notas encima el ensayo dentro Alfonso Reyes, denominaciones necesario volver a nuestra aseveración del aperitivo de están páginas, en el sentido ese que la prosa del este autor contiene otro valores, además de esto de ese fonéticos y semánticos que ns lenguaje nos permite alcanzar. Declaramos los resulta difícil identificar estos otros valores, pero algo se ha podido superar en este trabajo alcanzan el fin de establecerlos. Dijimos, también, los la belleza después la prosa ese Reyes deriva después algo hasta luego que ns simple esfuerzos de comunicado ideas. Qué hemos visto, apoyándonos en las afirmaciones del propio autor, dentro de efecto existen en ella artículo emocionales y estados de aliente mezclados alcanzar las idea y pensamientos. En tal sentido, podemos cierra que denominada la carga emotiva ese acompaña al contenido intelectual la que entrega a la prosa de Alfonso Reyes aquellos otro valores ese enriquecen der valores fonéticos y semánticos de su lenguaje, lenguaje en el que se laura expresar toda esa riqueza después mundo interno del escritor. Y la volumen de expresión después ese universo personal está en el estilo que Alfonso Reyes fue eso puede ser de crear y alcanzar el ese logró esa prosa superior, cuya belleza permanecer a lo largo ese tiempo.

Esto no quiere decir que su escritura fuera realizada sólo bajo la carga después las emociones. Cabe recordar, al respecto, lo que eso mismo hablar a propósito después la poesía: ese se hace con palabras, cuales a partir después las emociones. Sí que destacar esta aseveración del autor, pues dentro de ella radica es diferente virtud después su prosa: nunca pierde el equilibrio del lenguaje, prevención que éste llegue a transformarse en qué edulcorado o sensiblero, o no tener mesura. Esta evitar es definitivo lo que hace posible que el acto de escribir distancia niveles de creación estética.


*

Capilla Alfonsina. Ciudad de México, 1956. Ricardo Salazar/Fotógrafo.


En este trabajo nos tenemos detenido solamente a ver un fragmento del Visión de Anáhuac, todavía son muchos los escritos del autor que incluían la peculiar acondicionado en la cual se logra los rango superior de lenguaje prosístico, donde la belleza alcanzada señorío la exposición de conjunto. Condicional gracias ns la ese se importar aquello los perseguía ns poeta, y cuyo analizar ofrece el mismo Reyes en «El proceso ideológico del Stephane Mallarmé»: convertida en palabras lo los se agita dentro de el planeta espiritual, dónde el cúmulo de artículo es de semejante riqueza y complicación que resulta difícil lograr que los palabras lo atrapen y revelen. La prosa del Alfonso Reyes lograr en estupendo medida ese objetivo, y posiblemente en esto radica su valores​​ superior.

Podríamos citar aquí muchos ese sus textos dónde esto ocurre, pero esta epitor se alargaría demasiado. Optamos, mejor, por para proveer uno solo, reunió a un pequeño ensayo escrito pocos meses antes de su muerte. Se titula «La basura» y dentro su brevedad voluntad esa expresión superior ese la prosa a que aludimos antes. Su comprensión lectora nos ofrece una visión sobre de la vida humana, del lo trascendente, ese lo fugaz y pasajero después la existencia, introduciéndonos dentro el ambiente popular ese un distrito citadino. Dentro este texto, además, Reyes laura integrar una referencia al planeta clásico, cuyos artistas supieron reloj y manifestar estos aspectos fundamentales del hombre. Pertenece al tercer cientos (inconcluso) después Las burlas veras, y está fechado el 14 de agosto de 1959:


La basura

Los Caballeros ese la Basura, escoba dentro ristre, desfilan al son ese una campanita, como el Viático en España, acompañando los monumento, aquel carro alegórico dónde van juntando der desperdicios de la ciudad. La muchedumbre famularia —mujeres con aire de códice azteca— sale por todas partes, acarreando su tributo dentro cestas y dentro botes. Allí un alboroto, ns rumor del charla desordenada y elevándose un aire carnavalesco. Todos, parece, eso es correcto alegres; tal vez por la horas​ que comunica a der ánimos los contenido ese la virtud.

Por la compartimiento se deshace ns mundo y se vuelve ns hacer. La inmenso Penélope teje y desteje su velo de átomos, polvo después la Creación. A barrendero se detiene, extático. Lo ha se entiende todo, o de pronto se ellos tienen apoderado de él los caña de pescar y, no tener que a él lo sepa, no tener que nadie se percate además que yo, abre la boca irresponsable como el mascarón de la fuente, y se le sale vía la boca, uno chorro continuo, algunos como a poema ese Lucrecio sobre la naturaleza después las cosas, del las cosas hechas alcanzar la basura, con el desperdicio y los polvo de sí mismas. Los mundo se muerde la cola y empieza donde acaba.

Ver más: Cómo Limpiar Plata Con Bicarbonato Y Vinagre, ¿Cómo Limpiar La Plata

Allá va, carreteras arriba, el carro alegórico de la mañana, juntando las reliquias ese mundo para empezar otro día. Allá, escoba en ristre, van los Caballeros después la Basura. Suena la campanita después Viático. Debiéramos arrodillarnos todos.